20.2 C
Málaga
viernes, 18 junio, 2021

Jaén: el vino entre los olivos

No te pierdas

Las enredaderas parecen gotas de agua en medio de mar de olivos de Jaén. Pero están ahí. Una tradición milenaria, que dio lugar a tres indicaciones geográficas protegidas distintas del vino en la provincia de Bailén, la de Sierra Sur de Jaén y la de Torreperogil.

En algunas zonas de la provincia, el cultivo de la vid se remonta a Era romana. Más tarde, durante Dominación árabe, alcanzaría alturas extraordinarias, a pesar de la prohibición del Corán sobre el consumo de alcohol, quizás por la devoción que cristianos y musulmanes profesaban a San Guinness de la Hara, el protector de los viticultores y a quien este último tenía como pariente de la Profeta. Más tarde, en el momento de Imperio español, el vino se ha convertido en una importante fuente de riqueza en algunas regiones, según explica el profesor José Rodríguez Molina en su estudio «El vino de Alcalá la Real, siglos XV y XVI».

La IGP Bailen Abarca los municipios de Bailén, Baños de la Encina, Guarromán, Mengíbar, Torredelcampo y Villanueva de la Reina, todos al norte de la provincia de Jaén. Y su principal característica es el uso de la variedad autóctona Molinera de Bailén, un ecotipo de la variedad Molinera. Todos tus vinos, ya sean blancos o tintos, deben tener al menos un 55% de esta variedad tinta en su composición, y en algunos casos hasta un 75%, 85% o 100%.

Al menos el 85% de la uva debe proceder de la zona designada por la IGP. Excepto Molinera de BailenSe utilizan otras variedades, como el tinto Garnacha, Tempranillo y Cavernet Sauvignon y el blanco Pedro Ximénez. IGP Bailén produce blancos, rosas y tintos (incluidos los denominados tintos tradicionales), que pueden ser secos, semisecos, semidulces y dulces, según el contenido de azúcar.

Los blancos son de color amarillo pálido, con reflejos verdosos o dorados, con aromas primarios puros y afrutados, frescosy, en su caso, propios de fermentación o crianza en barrica. Tienen un sabor suave, ligero y afrutado.

Las rosas son de color púrpura, con aromas frescos y afrutados, con notas de fruta roja, presentes en boca, donde presentan una acidez equilibrada. Los rojos, según su crianzaVan del rojo cereza al cereza, con tonos granates o violetas, rubí o violetas y son intensos, carnosos, equilibrados en cuanto a taninos con acidez media o alta y estables.

Vino de la provincia de Sierra Sur de Jaén

IGP Sierra Sur de Jaén está separada de los términos municipales de Alcalá la Real, Castillo de Locubín, Frailes. Fuensanta de Martos, Los Villares y Valdepeñas de Jaén, y por las serranías de Alcaudete y Martos. El 100% de la uva destinada a la elaboración del vino, mencionando Vino de la Tierra de la Sierra Sur de Jaén, procede de la zona donde se produce. blanco, rojo, rosa, burdeos y recientemente han comenzado a producir espumoso en Alcalá la Real.

Entre los viñedos aparece una de las torres de vigilancia del patrimonio de Alcalá. (Foto: Ayuntamiento de Alcalá la Real)

Las variedades de uva autorizadas son Garnacha Tinta tinta, Tempranillo, Cavernet Sauvignon, Merlot, Syrah y Pinot Noir, así como la blanca. Jaen White (topónimo local de Baladí Verdejo) y Chardonnay. Los blancos son de color amarillo pajizo pálido con reflejos verdosos con aromas ácidos hasta manzana y cítricos. Los tintos, desde el rojo cereza hasta el granate ladrillo, según la crianza, son aterciopelados, con aromas de fresa o frambuesa, pimiento verde y pimienta negra o vainilla, propios de la crianza en barrica. Las rosas y los carruajes van del rosado al rojo claro, con cualidades de vinos blancos, rosados ​​y tintos, burdeos.

Vino de la provincia de Torreperogil

Finalmente, IGP Vino de la Tierra de Torreperogil produce blanco, rojo y rosa en los municipios de Torreperogil, Úbeda, Sabiote, Cabra de Santo Cristo, Ruz, Canena, Baeza, Cazorla, Santo Torné, Pozo Alcón y Villacarrillo.

La variedades de uva permitidas de la IGP son Garnacha Tinta, Tempranillo, Cavernet Sauvignon y Syrah, entre los tintos, y Jaén Blanco y Pedro Ximénez, entre los blancos.

Se producen rojo, blanco y rosa. Son blancos muy pálido, con tendencia a amarillear, amplio y envolvente en boca, con aromas primarios y florales. Los rosados, con matices violetas, son afrutados, limpios y elegantes. Y, de color rubí, los tintos son deliciosos, duraderos y secos, potentes para la nariz, con matices florales.

- Advertisement -spot_img

Mas noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Otras Noticias