8.9 C
Málaga
miércoles, 19 enero, 2022

La junta asigna casi 134 millones durante tres años para apoyar las carreras de casi 2.000 jóvenes investigadores.

No te pierdas

El Ministerio de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades ha asignado desde el inicio de la legislatura, una donación de 133,67 millones de euros para acompañar y apoyar a los jóvenes talentos investigadores en Andalucía. Este apoyo, que ha beneficiado a los jóvenes de 1979, se ha brindado desde el inicio de sus estudios de doctorado hasta su posterior presentación profesional, a través de diversas líneas de incentivos para las actividades predoctorales y posdoctorales y a través del programa Emergia, para más consolidadas y carreras de prestigio. Esta cantidad también incluye becas que ofrecen a los jóvenes la oportunidad de adquirir competencias profesionales en investigación y desarrollo.

Esta medida tiene como objetivo mejorar la excelencia de la carrera investigadora y captar perfiles que puedan hacer una contribución muy valiosa a la investigación y el desarrollo regional. así como promover el avance de la ciencia con la prensa andaluza. La investigación y la innovación son de gran interés para la Comunidad Autónoma, ya que ambas están estrechamente ligadas a la competitividad empresarial y, por tanto, al desarrollo económico de la comunidad.

La mayor cantidad, 57,31 millones de euros, está en línea con el programa de ayudas focalizadas Mejorar la formación y empleabilidad de los jóvenes investigadores y del personal de apoyo técnico y de gestión de I + D + i de entre 16 y 30 años. Estos recursos permiten la formalización de 1382 contratos tanto en universidades estatales como en fundaciones y organismos públicos de investigación no universitarios. Se canalizan ya sea a través de transferencias a instituciones académicas, en su mayor parte, o mediante una convocatoria de ayudas publicada en el verano de este año, y el ministerio espera que se resuelva a finales de año. Los jóvenes que se benefician de estas ayudas tienen estudios superiores o formación técnica o profesional superior y en el momento de su solicitud debían estar registrados en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

Estos contratos potencian la actividad investigadora de los organismos andaluces en los que participan, así como el funcionamiento de las infraestructuras, equipos científico-técnicos, laboratorios u otras instalaciones de estos agentes del conocimiento andaluces. Están cofinanciados por el Programa Operativo de Empleo Juvenil con financiación del Fondo Social Europeo (FSE) para el período 2014-2020 y la Iniciativa de Empleo Juvenil. cuyo objetivo es luchar contra el desempleo entre los jóvenes, especialmente aquellos que han completado la fase de formación y tienen dificultades para encontrar su primer empleo.

Los importes de cada uno de los contratos financian la retribución bruta y la cuota de seguridad social del personal contratado y varían en función de la categoría profesional. Así, para los titulados de educación superior ascienden a 26.000 euros anuales, mientras que un total de 22.500 euros y 18.600 euros anuales se reservan para los titulados de FP superior y secundaria, respectivamente.

Formación predoctoral y posdoctoral

En la inversión global de 133,67 millones también incluye una plaza de 15,36 millones de euros para contratar a 150 nuevos investigadores tanto en universidades públicas como en centros de investigación y desarrollo públicos y privados. Estas becas, que se convocaron el pasado verano y se decidirán antes de fin de año, tienen como objetivo promover la excelencia en la educación mediante la realización de una tesis doctoral dentro de los programas de doctorado de las universidades andaluzas. Los contratos permiten a estos becarios realizar tanto tareas de investigación en un proyecto específico e innovador como aquellas actividades relacionadas con el programa de doctorado que están cursando para obtener un título universitario formal de doctorado.

Esta línea incluye ayudas adicionales destinadas a permanecer durante un período máximo de tres meses en centros de investigación y desarrollo. Esto significa que podrán realizar actividades útiles para mejorar su formación y asegurar una internacionalización a la que no hubieran tenido acceso en su formación académica anterior. Esta movilidad debe estar orientada, con carácter preferencial, para recibir una mención de doctorado internacional.

Cada una de estas ayudas está dotada con un importe total de 102.420 € y tiene una duración máxima de cuatro años. El importe anual máximo para la financiación de los contratos es de 22 719 EUR, A estos hay que sumar otros 27.263 euros para pagar el contrato de doctorado de un año propuesto si los beneficiarios finalizan su tesis doctoral en tres años. La beca para la estancia asciende a 7.000 euros, que se destinarán a cubrir los gastos de esta actividad, formación doctoral y seguro de viaje.

En el ámbito de la formación postdoctoral, El consejo ha reservado un total de 50,7 millones de euros para este tipo de programas, lo que permitirá a 407 jóvenes seguir su carrera investigadora. Este presupuesto se divide en dos convocatorias, la primera de las cuales ya se ha decidido y permitió contratar a 257 doctorandos por valor de 32 millones, mientras que la segunda, que prevé beneficiar a 150 jóvenes con 18,7 millones, está a punto de permitirse. Esta línea de atención tiene como objetivo la mejora de las competencias adquiridas durante la primera etapa de la formación posdoctoral, dado que los beneficiarios obtuvieron un doctorado en los cinco años anteriores a esta convocatoria. Ofrece contratos con una duración de tres años y el importe anual reservado para cada uno de ellos es de 41.450 euros, destinados a financiar la retribución bruta del empresario y la cotización a la seguridad social.

Programa de emergencia

Estas convocatorias se complementan con esfuerzos por captar perfiles científicos de alto nivel de importancia internacional con el fin de fortalecer la estructura de capital humano dedicado a la investigación comunitaria. Para ello, se ha puesto en marcha en esta legislatura el programa Emergia, que es una de las apuestas estratégicas a bordo y busca convertirse en una acción sólida dedicada al fomento de la investigación y el desarrollo.

Emergea tiene como objetivo atraer investigadores con carreras brillantes, de cualquier nacionalidad y con capacidad de liderazgo, por un período de cuatro años con el fin de contribuir a la promoción de la investigación científica y técnica de excelencia en la región. Para la primera convocatoria ya decidida, Se asignaron 10,3 millones para atraer a 40 científicos relevantes en sus campos de conocimiento. De estos, 22 son andaluces y 12 son originarios de otras comunidades de España. Los otros profesionales son de Brasil (2), Italia (1), Bélgica (1), Alemania (1) y Rumanía (1). La mitad de los candidatos seleccionados proceden de universidades y centros de investigación ubicados en geografía europea e internacional.

Todos los científicos que reciben estos incentivos se han unido a universidades y centros comunitarios de investigación, 35 de los cuales están dirigidos a instituciones académicas de la región.

El programa, además de cubrir la contratación de estos profesionales, también incluye financiación adicional para acometer el proyecto y formar un equipo de investigación propio en torno a esta prestigiosa cifra, con un importe máximo de 160.000 euros. Esta última contribución dependerá de la propuesta de investigación.

Esta medida es impulsada por el departamento que la dirige Rogelio Velasco es una de las iniciativas públicas de I + D + i más atractivas a tal efecto en el ámbito nacional, ya que incluye esta importante inyección de hasta 160.000 €, mejorando así las ayudas existentes, incluido el programa Ramón y Cajal, a nivel nacional. .

Dada la buena acogida de la invitación, el Ministerio ya ha ultimado el lanzamiento de la segunda edición, dotado con 15,7 millones de euros para atraer a otros 60 investigadores, Esto nos permitirá contar antes de que finalice la legislatura los 100 perfiles de investigación de gran relevancia en Andalucía.

El mayor aumento en el gasto en investigación y desarrollo en 2020

El gasto en I + D en Andalucía alcanzó los 1.627,2 millones de euros en 2020, un 5,8% más que un año antes, el mayor incremento en una década, según los datos publicados por el INE. Esta cifra sitúa a la región en el tercer lugar a nivel nacional solo después de Madrid y Cataluña. Este incremento es el más elevado registrado en el conjunto de las regiones españolas, seguida de Murcia con un 5,5% y la Comunidad de Madrid con un 3,7%. El incremento medio del país es del 1,3%, 4,5 puntos por debajo de la evolución andaluza.

El incremento registrado en 2020 mejora en casi dos puntos la evolución positiva alcanzada en 2019, cuando el gasto en investigación y desarrollo aumentó un 4%. Por tanto, estos son dos años consecutivos de incremento. Asimismo, en la actual legislatura, tomando como años de referencia 2019 y 2020, el gasto medio anual en investigación y desarrollo fue de 1.582,8 millones de euros, mientras que en la etapa anterior, entre 2015 y 2018, este parámetro se situó en 1434,6 millones, lo que sugiere 148 millones más por año en promedio.

Este comportamiento mejor observado se mantiene en gran medida, en el compromiso del ejecutivo autonómico de fortalecer y reactivar el sistema de conocimiento andaluz. La Consejería de Transformación Económica ha inyectado I + D + i andaluz desde el inicio de la legislatura hasta la actualidad, por importe de 308 millones de euros, a través de diversos programas de apoyo a las carreras investigadoras, impulsar la investigación y la transferencia de conocimiento o impulsar el Campus existente de logros internacionales en la comunidad, entre otros.

Los esfuerzos de inversión en investigación y desarrollo provienen principalmente del sector público (administración pública y educación superior), que continúa actuando como un motor activo de la inversión regional en investigación y desarrollo. Aporta el 63,53% de los recursos invertidos, por un importe de 1033,7 millones de euros, frente al 36,47% del sector privado, es de 593,5 millones, que incluye empresas e instituciones privadas sin fines de lucro. Además, esta inyección de recursos del sector público aumentó un 5,87% el año pasado, el mayor incremento en una década. La anterior sucedió en 2019, por lo que los dos mayores crecimientos en esta área se han dado en la actual legislatura.

- Advertisement -spot_img

Mas noticias

¿Que te ha parecido la noticia?

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Otras Noticias