27.3 C
Málaga
lunes, 20 septiembre, 2021

La renta mínima ha beneficiado a más de 79.000 andaluces en 2020, un 23,8% más que en 2019.

No te pierdas

El Ministro de Igualdad, Política Social y Reconciliación, Rocio ruiz, informa al Consejo de Administración sobre la gestión de Renta mínima para la inclusión social en Andalucía en 2020, que muestra el número de 79.640 beneficiarios, es decir en un 23,8% más que el año anterior, cuando el número final fue de 60.684; y un presupuesto superior a 135.747.971,43 €, lo que supone un aumento del gasto del 26% frente a los 107.673.708,46 € ejecutados en 2019. Las cifras de estos dos años de legislatura contrastan con los datos de 2018, cuando el anterior gobierno dejó una inversión de 57 millones de euros y 40.979 beneficiarios.

En ese orden, el número de menores atendidos aumentó un 31,32%, en un momento en el que el Ministerio de Igualdad, Política Social y Reconciliación ha identificado la lucha contra la pobreza infantil como una de sus metas para este año.

La renta mínima andaluza fue una fuente de ingresos indispensable para familias vulnerables y en riesgo de exclusión en un año marcado por una pandemia de COVID-19. La modificación del Decreto-Ley, el fortalecimiento de la gobernanza y el plan de emergencia previsto por el Ministerio de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ante el inicio de la crisis social y sanitaria han obligado a impulsar medidas para agilizar el acceso a la indemnización de las familias más necesitadas.

Así Decreto Ley 6/2020 a partir del 30 de marzo recoge medidas de emergencia sobre la provisión temporal de beneficios para obtener esta asistencia al mayor número de familias posible, el retiro de la gestión de expedientes para aumentar la capacidad de autorización a través de solicitudes urgentes y de emergencia social y solicitudes de extensión y expedientes de registro que lleguen a brindar en estado de alarma.

En consecuencia Decreto Ley 10/2020 establecer la concesión de un beneficio extraordinario de cinco meses duración de las solicitudes de un nuevo tipo de emergencia social para unidades familiares con menores dependientes o personas solteras. Asimismo, se aumentó a 12 meses la duración de la extensión o simplificación de los consentimientos en la solicitud.

Estas acciones llevaron a la resolución de 2020 de 55 429 archivos entre inicial y extensiones. De estos, 35.758 recibieron beneficios. Esto representa un aumento del 19,53% en las resoluciones y del 57,66% en los beneficios otorgados. Todo ello, en circunstancias excepcionales debido a la pandemia Covid-19, agravada por la nula digitalización de archivos y la gestión, fuertemente condicionada por las exigencias de la documentación en papel para los candidatos, por las restricciones al acceso a la información por vía electrónica.

Llegada de la renta mínima vitalicia

Por otro lado, contrariamente a lo esperado, la llegada de la renta mínima vital de la administración estatal significó un nuevo aumento en la gestión de la renta mínima por las numerosas revisiones de archivos en las que participa. Dadas las bajas cantidades aportadas por IMV, esto no supone la desaparición de la renta mínima de Andalucía, sino la necesidad de realizar una revisión completa para ajustar las cantidades.

Entonces, Debido a los retrasos en las decisiones de ayudas estatales, las familias siguen exigiendo a la junta los ingresos mínimos para la inclusión social Mientras tanto.

- Advertisement -spot_img

Mas noticias

¿Que te ha parecido la noticia?

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Otras Noticias