17.5 C
Málaga
lunes, 1 marzo, 2021

Libertad para salvar la especie

No te pierdas

En el último año, la Junta de Andalucía ha emitido un cinco copias del lince ibérico en diversas áreas de expansión y reintroducción de la especie por parte de la Comunidad Autónoma. En particular, se lanzan cuatro machos y una hembra en varios puntos de Sierra Morena, como la región de Guadalmelato y el Valle de Guarizas, a pesar de las limitaciones impuestas por la crisis sanitaria provocada por la pandemia Covid-19.

Estas ediciones son esencial para el propósito de restaurar esta especie emblemático y endémico de la Península Ibérica. Con la liberación de estos ejemplares, el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible busca minimizar la pérdida de diversidad genética y prevenir la endogamia. Para hacer esto, establecen pequeños asentamientos de las líneas en las zonas de conexión a promover el intercambio de individuos y genes entre poblaciones que ya existen.

La primera edición de 2020 tuvo lugar en febrero en la mansión pública Dehesa de las Yeguas en Jaén Wilches, cuyo Ayuntamiento coopera desde hace una década en proyectos de reintroducción de linces en la zona de influencia del río Guarizas.

Fue un lanzamiento doble. Un hombre por su nombre Quentin, y una mujer llamada «Quincha»que nacieron en 2019 en el centro de cría Zarza de Granadilla (Cáceres) y al que pertenecen diferentes capas. Todo apunta a que ambos ejemplares se asentaron en la zona donde fueron liberados.

También en febrero del año pasado el lanzamiento de «Quinare», varón nacido en 2019 en un centro de cría situado en el municipio de Cáceres en Zarza de Granadilla. En esta ocasión, se eligió la comarca cordobesa de Guadalmelato para su introducción en el medio natural.

Una de las salidas más mediáticas del lince en 2020 tuvo lugar en diciembre del año pasado. Laura del rio (Sevilla), pues la copia difundida es un joven que causó revuelo en las redes sociales y en los medios de comunicación tras recorrer el casco urbano del municipio de Huelva en Rosiana del Condado. Lleva el nombre de «Engaño»Con este hombre está diseñado para lograr la mejora genética en la zona de expansión de Sierra Morena.

Se llama el último lince lanzado en 2020. «Gato». Nació en 2013 Centro de crianza La Olivilla, ubicado en la zona de La Aliseda de Santa Elena (Jaén) y gestionado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible. Durante seis años este hombre de casi 17 libras de peso aportó su genética en el Valle de Guarizas, donde fue lanzado en 2014. Al menos tres cachorros son el resultado de su emparejamiento con la hembra «Kalimba». Fue puesto en libertad el 22 de diciembre. Montoro (Córdoba), con el fin de prevenir la endogamia y fortalecer la población en la zona de expansión de Sierra Morena.

Un proyecto de por vida

Es andalucía referencia indiscutible en cautiverio y reintroducción del lince en estado salvaje. En septiembre del año pasado, se lanzó un nuevo proyecto llamado Life. Lynxconnect, con el reto de crear una población consolidada y viable de esta especie única de la Península Ibérica.

Por el Ministro de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, este proyecto tiene como pilar principal la cooperación de 21 socios que forman parte de Lynxconnect. En este sentido, Crespo apuesta por la unidad para lograr un objetivo colectivo orientado a contribuir a «un futuro cada vez más prometedor para el lince ibérico «.

En este sentido, el consejero ha destacado la importancia de estas liberaciones para «vincular las poblaciones actuales de lince ibérico y facilitar la diversidad genética». «Cada lince que liberamos es un paso hacia la conservación de una especie que es símbolo de Andalucía y de toda la Península Ibérica»., Concluyó Crespo.

- Advertisement -

Mas noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

Otras Noticias