8.9 C
Málaga
miércoles, 19 enero, 2022

El gobierno adopta la Carta de Derechos Digitales para formular un marco de referencia que garantice los derechos de la ciudadanía en la nueva realidad digital

No te pierdas

El texto incluye un conjunto de principios y derechos para orientar los futuros proyectos regulatorios y desarrollar políticas públicas de manera que se asegure la protección de los derechos individuales y colectivos en los nuevos escenarios digitales. Por tanto, establece los principios en los que debe basarse la protección de los derechos fundamentales en el escenario digital.

El propósito de la carta es descriptivo, perspectiva y categórico. Descriptivo del contexto digital y escenarios que dan lugar a nuevos conflictos y situaciones que necesitan ser resueltas; mirar hacia adelante, anticipando escenarios futuros que ya se pueden prever; y categórico, ya que afirma y legitima los principios, técnicas y políticas que deben aplicarse en el entorno y los espacios digitales actuales y futuros.

Asimismo, la Carta de Derechos Digitales tiene como objetivo fortalecer los derechos ciudadanos, generar seguridad para la sociedad en la nueva realidad digital y aumentar la confianza de las personas ante los cambios y disrupciones que traen las nuevas tecnologías.

Transformación digital humanista

Con la publicación de la Carta de los Derechos Digitales, España avanza en el impulso de la transformación digital humanística, que busca seguir colocando a nuestro país en una posición avanzada internacionalmente en la protección de los derechos de ciudadanía y contribuir activamente a las diversas iniciativas y debates que se están llevando a cabo. lugar en Europa y clase mundial.

De esta forma, se consolida el liderazgo de España en el desarrollo de una sociedad digital libre, abierta e inclusiva estableciendo «reglas justas» para el desarrollo común y la convivencia en la nueva realidad digital y garantizando el carácter social de la transformación tecnológica.

De hecho, la Carta de los Derechos Digitales se basa en los avances ya realizados en España en el reconocimiento de los derechos digitales, incluido el Título X de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, la protección de los derechos personales y digitales como garantía y el Real Decreto recientemente aprobado. . -Ley 28/2020 de 22 de septiembre de trabajo a distancia.

Con la adopción de la Carta, España está cumpliendo una de las etapas marcadas en el Plan de Recuperación, Transformación y Sostenibilidad para el segundo semestre de 2021. La Carta es también uno de los diez objetivos marcados en el programa España Digital 2025.

Derechos adaptados a la realidad digital

Esta Carta busca actualizar los derechos existentes y reconocidos en textos como la Declaración de Derechos Humanos o la Constitución española y adaptarlos a las nuevas circunstancias de la realidad digital.

En cuanto a los derechos de libertad, el texto incluye el derecho a la identidad en el entorno digital, a la protección de datos, al seudonimato, el derecho a no ser localizado y delineado, el derecho a la ciberseguridad o el derecho a la herencia digital.

Con respecto a los derechos de igualdad, la Carta incluye el derecho a la igualdad y la no discriminación en el entorno digital, el derecho a acceder a Internet y el derecho al acceso universal en el entorno digital.

El texto también promueve la protección de los menores en el entorno digital, para que los tutores o padres velen por que los menores utilicen el entorno digital de forma equilibrada, velen por el adecuado desarrollo de su personalidad y preserven su dignidad; También fomenta la promoción del acceso a todos los colectivos y la promoción de políticas públicas para cerrar brechas en el acceso al entorno digital.

El derecho a la neutralidad de la red, la libertad de recibir información fidedigna, el derecho a la participación ciudadana a través de medios digitales y el derecho a la educación digital son otras de las novedades del texto en el apartado de derechos de participación y creación de espacio público.

En el ámbito laboral, la Carta de Derechos Digitales incluye el derecho a la exclusión digital, el descanso y la conciliación de la vida privada y familiar, una evaluación del impacto en el uso de algoritmos o el desarrollo de condiciones óptimas para la creación de sandboxes controlados.

En relación con los derechos, se incluye una gran cantidad de contenido nuevo e innovador en determinados entornos. Tal es el caso de los derechos antes que la inteligencia artificial. El texto establece que AI debe brindar un enfoque dirigido a las personas y su dignidad inalienable y que el desarrollo de sistemas de inteligencia artificial debe garantizar el derecho a la no discriminación.

Los derechos digitales también se incluyen en el uso de la neurotecnología para asegurar, entre otras cuestiones, el control de cada personal sobre su propia identidad, garantizar la confidencialidad y asegurar que las decisiones y procesos basados ​​en estas tecnologías no estén condicionados por el suministro de datos.

Las garantías incluyen derechos como los relacionados con la protección administrativa y judicial en el entorno digital.

Proceso de participación

La redacción de la Carta de Derechos Digitales fue seguida por un proceso participativo, con aportes de expertos y asociaciones de derechos humanos, así como de ciudadanos, junto con aportes del sector privado, proveedores de servicios y el sector público competente afectado.

En particular, destaca como puntos clave la constitución del Grupo de Expertos en Derechos Digitales o la realización de dos consultas públicas, de las que se han recibido más de 250 aportes.

- Advertisement -spot_img

Mas noticias

¿Que te ha parecido la noticia?

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Otras Noticias