21.3 C
Málaga
sábado, 18 septiembre, 2021

El Gobierno aporta otros 11.000 millones de euros en ayudas a empresas y autónomos frente al COVID-19

No te pierdas

El Consejo de Ministros aprobó un conjunto de medidas de emergencia para apoyar la solvencia de las empresas en respuesta a la pandemia. La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, señaló que el Director Ejecutivo continuaba con la labor que venía realizando desde que se declaró el primer estado de alerta hace un año para minimizar el impacto del COVID-19 en el tejido productivo y el empleo.

“Nunca antes se habían hecho esfuerzos de esta magnitud para todas las empresas y todos los trabajadores”, dijo Montero, quien destacó que el gobierno también ha protegido el bienestar de las familias y la calidad de los servicios públicos.

Pese a la crisis económica, dijo el portavoz, las Comunidades Autónomas recibieron la mayor financiación de su historia en 2020 y 2021 para asegurar el funcionamiento de servicios básicos como la salud, la educación y la atención a los más vulnerables.

Anticipación a problemas de solvencia

La vicepresidenta tercera y ministra de Economía y Transformación Digital, Nadia Calvinho, explicó que las medidas están encaminadas a anticipar posibles problemas de solvencia por restricciones de actividades en los sectores y territorios más afectados por la pandemia. «Estamos tratando de mitigar la caída de los ingresos y el sobreendeudamiento que podría exponer la supervivencia de empresas plenamente viables, y esto dificultará la recuperación», dijo.

Tercera Vicepresidenta y Ministra de Economía y Transformación Digital, Nadia CalvinhoFoto: Piscina Moncloa / Borja Puig de la BellacasaEl vicepresidente destacó que los indicadores de actividad diaria muestran una ralentización en el primer trimestre de 2021, en línea con otros países europeos durante la tercera ola de la pandemia, pero las previsiones de todas las organizaciones apuntan a una mejora con la marcha del año y por 2022. Esta tendencia también se ve confirmada por los últimos datos del mercado laboral, incluida la reducción en el número de trabajadores cubiertos por registros de empleo temporal (ERTE).

Nadia Calvinho señaló que junto a ERTE en el mantenimiento de la estructura productiva, las líneas de garantía de la institución de crédito oficial (ICO) canalizadas a través del sector financiero fueron clave – se movilizaron más de 121.000 millones de euros – la compensación extraordinaria para autónomos, banca, fiscal y moratorias de seguridad social y otras exenciones.

Las ayudas desplegadas en 2020 ascienden al veinte por ciento del producto interior bruto (PIB), y con las adoptadas hoy, la previsión global para este año ya supera el dos por ciento. «Un esfuerzo fiscal importante, fundamental, que ha sido señalado por las instituciones europeas por su eficacia y escala», dijo.

Nuevos fondos y prórroga de la moratoria

El ministro confirmó que todavía hay semanas difíciles y es necesario anticipar el riesgo de un deterioro significativo en los balances de las empresas y un aumento del endeudamiento. Una ley aprobada hoy por real decreto busca seguir protegiendo a los sectores más afectados, que son fundamentalmente viables, llegando a un porcentaje importante de la población vacunada. «Al actuar en el momento adecuado, como lo hemos hecho desde el principio, estamos evitando mayores costos en el futuro», dijo.

La regulación se divide en tres fondos: una línea de 7.000 millones de euros de ayuda directa a empresas y autónomos, destinada al pago de costes fijos y deudas con proveedores y otros acreedores; una línea de 3 millones para que el ICO acompañe los procesos de reestructuración de la deuda financiera, y un fondo de 1.000 millones para recapitalizar las empresas afectadas.

Además, se prorrogan hasta fin de año las moratorias de las medidas concursales y de racionalización en el ámbito de la justicia para brindar un período que permita, entre otras acciones, restablecer los equilibrios patrimoniales o abordar procesos de reestructuración.

Línea de ayuda directa de COVID

Esta línea permitirá a las Comunidades Autónomas dar asistencia directa a las empresas y sectores más afectados por la pandemia. Consta de dos divisiones: una con 2.000 millones de euros específicamente para empresas de Canarias y Baleares, regiones donde el sector turístico es más pesado; y otros 5.000 millones de euros para el resto de comunidades, que se desglosarán por indicadores de renta, paro y paro juvenil.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús MonteroFoto: Piscina Moncloa / Borja Puig de la BellacasaLa ayuda no es reembolsable y tiene carácter definitivo y debe utilizarse para el pago de deudas pactadas a partir de marzo de 2020, tanto facturas a proveedores como costes fijos, así como deudas bancarias o financieras, suministros energéticos, etc. Pueden acceder a ellos empresas y autónomos cuyos ingresos hayan caído al menos un treinta por ciento respecto a 2019 dentro de cerca de un centenar de sectores y actividades más afectados por las restricciones.

La ayuda puede compensar hasta un 40% de la disminución adicional de los ingresos de las microempresas y los autónomos y hasta un 20% para otras empresas. Se fija una cantidad fija de 3.000 euros para los autónomos, que pagan por módulos, y para el resto varía entre 4.000 y 200.000 euros por empresa.

Nadia Calvinho señaló que estos 7.000 millones de euros se suman a los 24.000 ya transferidos desde el estado a las comunidades para garantizar una respuesta sanitaria, económica y social a la pandemia.

Línea de reestructuración de deuda financiera

En los procesos de reestructuración de empresas viables con problemas transitorios pactados con las entidades financieras, se pueden aplicar tres niveles de actuación a los préstamos que cuentan con garantía pública.

El primer nivel implica extender el vencimiento de los préstamos, además de la prórroga aprobada el pasado mes de noviembre. En el segundo nivel, estos préstamos se pueden convertir en préstamos manteniendo la cobertura de la garantía pública. En un tercer nivel, excepcionalmente y como último recurso, las transferencias directas a autónomos y pymes podrían reducir el principal de la financiación garantizada pactada durante la pandemia.

Para formular estas medidas, dijo Calvinho, se aprobará un Código de Buenas Prácticas para que el sector financiero y otras organizaciones puedan involucrarse en el apoyo a estas empresas.

Fondo de recapitalización de empresas

Este fondo será gestionado por la sociedad española de financiación del desarrollo (Cofides), dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, y complementa el fondo SEPI para la recapitalización de grandes empresas estratégicas.

Su uso incluirá la participación del Estado en las ganancias futuras de las empresas, así como una estrategia de salida, ya que la temporalidad del fondo está fijada en ocho años, según indicó el ministro.

Requisitos de acceso

Ministras María Jesús Montero y Nadia Calvinho en rueda de prensa posterior al Consejo de MinistrosFoto: Piscina Moncloa / Borja Puig de la BellacasaPara poder optar a todas estas nuevas ayudas, las empresas deberán mantener sus operaciones hasta el 30 de junio de 2022 y no podrán repartir dividendos ni incrementar la retribución de la alta dirección durante dos años, además de cumplir con otros requisitos habituales. (Si su domicilio fiscal no se encuentra en un paraíso fiscal que no está en quiebra o ha cesado sus actividades al momento de presentar la solicitud, está en línea con el pago de las obligaciones tributarias y de la seguridad social …).

María Jesús Montero aclaró que el Real Decreto Ley establece que en el plazo de un mes y diez días el Gobierno ha formalizado la orden de reparto del fondo de las Comunidades Autónomas, previa firma de los correspondientes convenios, y a tal efecto a la mayor brevedad posible. disponible para ayudar a la producción de tejidos.

Nadia Calvinho ha destacado que el Real Decreto-ley complementa una «batería sin precedentes» de herramientas para apoyar a las empresas con problemas de solvencia, siempre con el fin de mantener la actividad y el empleo. Este es el principal objetivo para los próximos meses, que requiere enfocarse en cuatro prioridades: controlar la pandemia y agilizar el proceso de vacunación, asegurar la estabilidad financiera, evitar impactos estructurales en el tejido productivo e implementar el plan de recuperación, transformación y sustentabilidad. camino.

Casos actuales

Consultada sobre una posible extensión del estado de alarma después del 9 de mayo, María Jesús Montero confirmó que el gobierno «no tiene una posición predeterminada» al respecto. La decisión, dijo, dependería de variables epidemiológicas y de la propagación de la enfermedad en los 14 días previos a su finalización.

Respecto al uso de la vacuna AstraZeneca en España, luego de que se hayan reportado varios casos de efectos trombóticos en otros países europeos, el portavoz del poder ejecutivo dijo que en nuestro país no se ha declarado ningún tipo de reacción que se oponga a su uso.

Montero ha tranquilizado a la ciudadanía y ha valorado el sistema de farmacovigilancia del sistema sanitario español, que permite monitorizar y registrar todos los efectos adversos.

- Advertisement -spot_img

Mas noticias

¿Que te ha parecido la noticia?

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Otras Noticias