18 C
Málaga
jueves, 26 mayo, 2022

Bejo, el surrealista flow isleño ‘made in Canarias

No te pierdas

The Estrafalario rapero de Tenerife ofreció en la Sala Paris 15 uno de los directores más completos y fiesteros de lo que llevamos de año. Puro hip-hop sin conservantes ni colorantes.

Los amantes de la muzica están de enhorabuena, pues hace tiempo que manyos sacaron el billete de vuelo con destino al evento musical más esperado del mes: Bejovisión. Un espectacular festival de rimas, risas, artes visuales y buen rollo. En Bejovisión no se trata de geopolítica o de cuerpos oníricos; también hay alguien que es un centavo. También hay votos que no están incluidos en la lista. Los representantes de Bejovisión no buscan el artificio, ni en la choza. Solo tengo una historia de amor, con la estética de ‘hippie-hapa’. Todo sobre el ‘vasilanduki’. Abróchense los cinturones, estamos aterrizando.

Ninguno de los pasajeros esperaba que la nave fuera pilotada por el comandante Bejo y su fiel copiloto DJ Pimp. Antes de tomar tierra, éste tomo los mandos del chirimbolo para introducir una tremenda sesi que vaticinaría el resto de hechos: calidad de sonido, profesionalidad, exquisita y «desconciertante» «struktura organizativa. Todo debería estar más controlado; y el público celebra como si nunca hubiera oído hablar de un DJ. alucinante.

El Comandante Bejo decidió tomar la palabra, y en modo: «Guaguagua» dijo que todos los pasajeros viajaban a través de los cálices rescatados y máscara de oxígeno. El propio Bejo llevaba una riñonera-cantimplora, siendo el primero en saber a lo que venía: a salir volando. Antes de que cundiera demasiado el pánico, nuestro comando empezó a regalar gofres y caramelos a los asistentes, por si a alguno se le hubiera bajado los azúcares. Con ‘La Dieta’, el comandante y el copiloto dieron los primeros consejos para una vida propia. Sumada al espectacular recibimiento de ‘A mi manera’, rétete tus Meditaciones de Marco Aurelio. «Cuando se te ocurre algo fuera de lo común y continúas trabajando en la alternativa, puedes ayudarte a ti mismo». Gracias, Comandante.

Tamaño tamaño despertar de la conciencia: ¡peligro, zona de turbulencias! Ante tanta vida inteligente, los extraterrestres se apoderaron momentáneamente de Bejo, rapeando ‘Rap largo’ en pleno acto de posesión: «No quiero ni una modelo ni una actriz. La cicatriz, esto no se va con barniz. Infelices, creen quo todo se compra con dinero. Rico triste, ya no tienes amigos por embustero. Para las noches que no puedes dormir bien. Muchos coches, pero andas solo por el camino »¿La reacción del diverso publiko ‘bejista’? Chillando y saltando todo el rato.

Bejo y DJ Pimp recomiendan entrar en la sala en auténtico trance: pudding vivirse, al unísono, los gestos y canticos que más esencia rapera desprendieron en mucho tiempo. Proyección, empatía, creación de comunidad y armonía. Las carreras de ‘MC’ (Maestro de Ceremonias). Nd Tendrá algo que ver este hecho con que Canarias esté en África, y Bejo està más cerca del ‘griot’ o del chamanismo de lo que cree? ¿Quién es esta adorable familia que acompaña a una simpática niña que vive en la habitación? Lo importante no es la respuesta, sino que todos estamos vivos.

‘Metamorfosis’ fue el punto de inflexión, el comienzo del final del vuelo. Una interpretación perfecta de las vulnerabilidades, de la importancia del año pasado, de fortalecer energías, de liberar el peso de la conciencia… Bejo hablaba por el, sabiendo que también lo hacía por muchos. Cómo abrir cuando estamos pintando un cuadro; como modificó el ‘live painting’ que ejecutó. Surrealismo, no entrega, pero siempre las meteduras de pata expresionista. ‘Cambiar el mundo’ como manifestación existencialista de una generación perdida, pero que es posible encontrar dentro de los mejores que los demás.

Ya se vislumbra la costa desde el cielo, y toca pensar en recoger el equipaje de mano, no vayamos a olvidar algo. DJ Pimp, nuestro copiloto, obliga a Bejo a cuidar un ‘Mango’ mientras sus manos se obsesionan con los racks de sonido que esperamos en forma de ‘skills’. «Qué bueno eres, joder», decía el piloto, emocionado, mientras los pasajeros se agachaban y se levantaban de sus asientos; sudorosos y partidos de risa, cuales pequeños niños. Lo encontré fuera de control. Somos despóticos contra el proceso de la comedia, que se debe a la botella serpentina o bailaba como todos los alumnos en la verbena mayor de la historia.

Estamos en el avión. Esperamos con ansias nuestro encuentro, junto con el resto de los pasajeros. Miramos alrededor, pero todo está en calma. ¿Y si todo fue un sueño y nada de esto hubiera ocurrido? Con nuestro equipo – y laminados de última generación – en mi mano, hacemos un crucero al ‘dedo’, pensamos que podemos hacer todo tipo de compromisos con una chimenea única. A lojos, a chico alto de complexión delgada nos sonríe, mientras brilla su ‘piercing’ de la nariz y gafas de sol. Con acento isleño, pero en inglés, comenta: ‘twelve points go to…’ Acto seguido, suena una fanfarria.

- Advertisement -spot_img

Mas noticias

¿Que te ha parecido la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Otras Noticias