26 C
Málaga
domingo, 13 junio, 2021

La mujer, que quedó tetrapléjica, dijo que el agresor parecía tener al diablo dentro

No te pierdas

La mujer de 46 años, quien quedó tetrapléjica luego de saltar por una ventana, huyendo de su pareja sentimental, quien amenazó con matarla, aseguró al juzgado que se tiró para salvarle la vida porque parece que el agresor «tenía la culpa». el diablo por dentro no se parecía a él «.

En el juicio, que comenzó este lunes en la Audiencia Provincial de Málaga, la mujer decidió no estar protegida por una mampara, y aunque estaba a menos de un metro del imputado, afirmó con firmeza y lo miró fijamente al salir de la habitación cuando la llevaron en silla de ruedas.

La mujer explicó que se conocían desde la infancia, que sabía que había tenido problemas de violencia con otras mujeres, pero que nunca había sido violenta excepto ese día.

Afirmó que la había agredido, insultado y amenazado con un cuchillo y que no podía salir de la casa porque estaba cerrada, por lo que no vio «otra salida» que saltar por la ventana.

El intento de homicidio se produjo alrededor de las 10:30 horas del 2 de noviembre de 2018, cuando el acusado se encontraba en la vivienda que compartía con su pareja sentimental, de 46 años, en la ciudad de Málaga en Málaga.

Según el fiscal, en un momento se acercó a ella y la golpeó e insultó, mientras le colocaba un cuchillo cerca del cuerpo, advirtiéndole que la mataría.

Los hechos ocurrieron en noviembre de 2018. El imputado explicó que encontró a la mujer en la madrugada tirada en el suelo y le dijo que su novio la había golpeado, por lo que le ofreció subir a su casa; señalando que habían consumido drogas juntos esa noche; pero insistió en que no la había insultado ni amenazado con un cuchillo, ni la había golpeado; «No hubo discusión», dijo el hombre.

El imputado negó todos los hechos, negó tener una relación sentimental y aseguró que el día antes de saltar por la ventana le ofreció su casa porque ella tuvo una discusión con su novio y «estaba triste».

Ella le explicó que él tenía muchos problemas con las drogas en ese momento y que los dos habían consumido drogas juntos, que ella le había dicho que su amiga la había golpeado y que se había enterado de que había saltado cuando llegó la policía.

«Si me entero que ella va a saltar por la ventana, trato de no saltar, no la dejaré», dijo el acusado mientras la mujer declaraba que lo había hecho porque se sentía «muy asustada» de que el hombre hubiera no, la había golpeado antes, pero ese día la amenazó con la muerte y un cuchillo, la insultó y la golpeó, dejándola medio inconsciente. Cuando recordó, «no vi otra salida y me arrojé, no vi otra solución», porque pensé que la iba a matar.

Accedió a buscarlo en la calle, a decirle que se fuera a casa, indicando que se había ido y cuando regresó «me cerró la puerta y no me dejó salir», dijo, señalando que le dio «votos. , diciendo que tengo su billetera «. «No era él esta noche, tenía al diablo dentro», dijo la mujer, quien repitió que estaba «en pánico».

La víctima afirmó que había estado en relación con el imputado durante un año, viviendo en ese momento; y negó haber consumido drogas durante los hechos porque había dejado de hacerlo durante meses, afirmando que «nunca» quiso follar. Esto lo confirma su hermana, así como el hecho de que hace tiempo que dejó de consumir drogas.

Durante la audiencia oral, dos vecinos también manifestaron que habían asegurado que las peleas en esta casa eran frecuentes y continuas y que el día de los hechos los habían escuchado discutir, pero que no habían llamado a la policía porque muchas veces era el día de los hechos. caso. esa casa.

El fiscal y la fiscalía privada confirmaron sus acusaciones y exigieron que el imputado de 55 años sea condenado por intento de homicidio con dos agravantes, parentesco y sexo.

La Fiscalía del Estado quiere que sea condenado a diez años de prisión y que su pareja sea indemnizada con 498.723 euros por las lesiones y el daño moral adicional, una reclamación que eleva la acusación particular a 700.000 euros.

El fiscal también quiere que se prohíba al imputado acercarse a la víctima, su domicilio, su lugar de trabajo o cualquier lugar donde se encuentre a menos de 500 metros de distancia durante 16 años, así como comunicarse con ella desde cualquier medio al mismo tiempo.

Como consecuencia de la caída, la mujer sufrió lesiones que precisaron 240 días de curación o estabilización, además de las consecuencias psicofísicas, que fueron valoradas en 115 puntos y el daño estético, calificado como muy importante, estimado en cincuenta puntos.

- Advertisement -spot_img

Mas noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Otras Noticias