21.9 C
Málaga
lunes, 27 septiembre, 2021

Los ‘astronautas’ de Covid toman la Luz

No te pierdas

Nueve de la mañana, Barrio la Luz. Las calles todavía están húmedas por la noche, los padres que llevan a sus hijos aceleran para llegar a la escuela a tiempo y las principales tiendas están comenzando a recoger a los ciegos. EN Plaza Lima de este barrio de La capital de Málaga, La unidad de detección móvil de Covid ya tiene una cola de unas veinte personas para realizar la prueba de antígeno.

Si no hubiera sido por la pandemia hace diez meses, alguien habría dicho que eran las fotos de película de ciencia ficción. Los profesionales responsables de proyección masiva parece astronautas salchichas su PPE. A un lado de la plaza, junto a una unidad móvil, tienen un generador, una mesa, varias sillas y sus laptops. De esta forma, permiten que las personas mencionadas en el dispositivo se organicen en colaboración entre Área de Salud de Málaga y Ayuntamiento de la capital. El control sanitario mide estrictamente la temperatura de todos en la cola.

Ahi esta María Pilar Martín, vecino de La Luz. «Tengo que correr al trabajo», dice. Él cree que estas proyecciones masivas son una «gran iniciativa». Incluso señala que «hay que hacer más, porque si no lo hacemos, no saldremos de eso». Dice que ha tenido compañeros aislados a través del contacto con personas que han dado resultados positivos.

Los fotógrafos y las cámaras de televisión también llegan temprano. Francisco Cañamero es otro citado para cribado. Esta es la tercera vez que se realiza una prueba de este tipo. «Debido a que el porcentaje es tan alto que hay muertes registradas, debemos estar atentos», dijo. Dice que cuando recibió el SMS en el que se le citaba, no lo pensó. Él está detrás de él en la cola Vanessa Kunkero. Tampoco dudó en ir. «Es genial que estas proyecciones estén listas. Veamos si terminamos con eso», dijo.

Controlando el desarrollo normal del día están las tropas de Policía Local y voluntarios de Protección civil. Sí, eso, voluntarios. Nueve personas de Protección Civil, que se dan la mano por altruismo. Francisco fernandez, perteneciente a esta institución, aclara que su función es velar por el cumplimiento de las medidas de seguridad – como la distancia social o el uso de máscara – y apoyar el desarrollo de la salud en todo lo necesario. «Lo que hacemos es muy alegre», explica. Señala que en ocasiones también echarán una mano al Banco de Alimentos o donde sea necesario. «Donde sea que se necesite nuestra ayuda, estamos allí. A veces nos faltan horas para ayudar», dijo.

Los citados para la detección masiva son alrededor de 1600 de todo el distrito sanitario de Málaga. Comenzó a las 9:00 y termina a las 18:00. Se proporciona un descanso para el almuerzo. Pero Francisco Alvarez, responsable del dispositivo en toda Andalucía, dijo que si había cola, los profesionales de la unidad móvil se turnarían para comer para no interrumpir la actividad y acelerar las pruebas. Hace estos ajustes mientras toma café y un sándwich junto a la ventana de un café de la plaza.

Considerando el cierre, sus mesas están vacías, pero venden desayunos. Explica que hay ciudades donde el cribado no revela casos, y en otras donde salen a la luz muchos pacientes asintomáticos que contagian el virus sin saberlo. La participación en la detección es voluntaria. Alrededor del 60% de los presentes están presentes, dijo. «Necesitan responder un poco más», él piensa. Aunque sigue admitiendo que algunas personas no pueden porque tienen que ir a trabajar.

La prueba es una prueba de antígeno y consiste en la conocida varilla que se inserta a través de la nariz. «Es un poco molesto», admite. Maria garciacuando ya está en el otro lado del dispositivo móvil. «Pero es permanente y hay que hacerlo, porque de lo contrario nunca terminará», agregó. Esta es la segunda vez que se realiza esta prueba. Anime a la gente a asistir a la proyección masiva de responsabilidad social. Dice que su nuera, que es enfermera auxiliar en el Hospital Regional, contrajo el virus al comienzo de la pandemia y que conoce a un hombre que murió de Covid 19. «Hay que tomarlo en serio». el insistió. Y se va.

Los participantes en la proyección no tienen que esperar el resultado. Pueden salir y después de 15 minutos recibir un SMS en el que se les informa si son negativos o positivos. En este caso, se les informa de las medidas a seguir.

El sol presiona y seca la humedad de las calles. Los niños están en la escuela. Un vecino algo atrasado pasea a su perro. Las principales tiendas no dicen nada más que Covid y la proyección que tiene lugar ese día en la plaza. los cafés En la zona -que suele estar llena y animada hasta la medianoche con un barrio que tiene más espíritu urbano que el de la capital- no permitir el paso del público. Pero venden el desayuno por la ventana para tratar de mantener el impacto económico sobre sus ingresos lo más bajo posible. En el de la esquina junto a la fuente, lo hacen cuatro personas rabo para quitar churros. Todos, comerciantes y vecinos, intentan a su manera continuar con sus vidas, adaptándose a la nueva normalidad.

- Advertisement -spot_img

Mas noticias

¿Que te ha parecido la noticia?

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Otras Noticias