22 C
Málaga
viernes, 18 junio, 2021

La educación prevé la transformación de otras 100 sillas escolares en cocinas en el lugar en 2022.

No te pierdas

El Ministro de Educación y Deportes, Javier Imrod, destacó durante su visita al Colegio Juan Carlos I de Porcuna (Jaén) que las sillas escolares necesitan un cambio de modelo para mejorar la calidad de este servicio adicional del cual más de 185.500 alumnos y alumnas se benefician. De esta forma, el ministro de Educación aseguró que su departamento seguirá impulsando planean transformar la comida transportada a la cocina del recinto en unas 100 sillas escolares andaluzas más en 2022., después de que el cambio ya haya comenzado en 75 centros.

Asimismo, el consejero recordó los esfuerzos realizados por su departamento para restablecer el servicio de comedor en 56 centros educativos, que fueron abandonados por COL-Servicol al inicio del curso, uno de los cuales fue el Colegio Juan Carlos I de Porcuna. y agregó que no paró de trabajar «ni un minuto» para buscar una solución y dar respuesta a las familias que tenían problemas de conciliación y solicitaron el servicio. Este problema, aseguró Imbroda, es consecuencia de modelo que necesita actualización y este gobierno está tomando medidas para mejorar este importante servicio para que las familias puedan reconciliarse«.

Durante su intervención, el Ministro de Educación y Deportes agradeció a los docentes el esfuerzo realizado durante la pandemia y destacó que sin la participación de los docentes, los equipos directivos, junto con la colaboración de las familias, no podrían regresar a esta clase. Al respecto, el asesor afirmó que “hoy podemos estar razonablemente satisfechos con el desarrollo del curso, logramos hacer de las escuelas quizás los espacios más seguros, dado que no existe riesgo cero y que los procesos de enseñanza y aprendizaje se llevan a cabo con parámetros de calidad adecuados. También destacó el trabajo conjunto de la administración, familias y docentes, porque todos estamos en el mismo equipo ”.

Imbroda informa que en la primera fase de la transformación en cocina «in situ» están involucrados 75 escuelas públicas infantiles y primarias para 23,5 millones euro, de los cuales 12 ya están trabajando en este curso con el nuevo modelo. El resto está a la espera de las obras de adecuación y las actuaciones necesarias de equipamiento para preparar la comida todos los días en estos centros. «El retraso en el programa se debe a la crisis del coronavirus, que ha afectado al desarrollo de la licitación», dijo, aunque insistió en que «no tenemos ninguna duda de que el plan seguirá incluyendo todos los centros posibles».

Al respecto, el asesor explicó que con la expiración de los contratos vigentes con las empresas, se iniciarán nuevos trámites a través de la Agencia Andaluza de Educación (APAE) para que puedan ser convertir otros 100 comedores en una cocina en el lugar escuela a partir de 2022, según las previsiones del ministerio.

Se trata de escuelas que actualmente están desarrollando el servicio de comedor con una cocina transportada desde la cocina central y que ya cuentan con un servicio de cocina in situ para la elaboración de menús en el propio centro.

Los principales requisitos para la selección de estos centros educativos son que cuenten con al menos 150 comedores y un espacio de oficina de al menos 30 metros cuadrados para la instalación de nuevos equipos de cocina.

Podrá asistir a esta subasta cualquier persona que cumpla con los criterios de solvencia y autorización comercial. La inversión media por centro es de 50.000 euros. Estas 100 cátedras escolares se sumarán casi 500 ya están trabajando con una cocina «en el sitio» en los centros comunitarios de Andalucía, de un total de 1.962.

Mejorando la negociación de servicios

Asimismo, Javier Imbroda ha destacado que la Junta de Andalucía ya está dando pasos para mejorar las condiciones de negociación del comedor escolar. Así, señaló que en la última licitación se incluyeron diversas modificaciones para incrementar la competencia.

Entre ellos, la duración del contrato se ha ampliado a cuatro cursos escolares, con posibilidad de prórroga por un año e incluye cláusulas que cubren los costes mínimos de personal, especialmente para las sillas con menos de 100 usuarios, que son los que tienen mayor desequilibrio entre costos fijos e ingresos por menú.

Además, el asesor recordó que en 2019 se modificaron las especificaciones del contrato de servicio de comedor escolar para introducir nuevos requisitos que facilitar la participación de empresas locales y entidades más pequeñas, además de favorecer a las más grandes uso de productos locales en la elaboración de menúss.

Los menús son monitorizados mensualmente y cumplen con las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en cuanto a estándares de calidad y alimentación saludable. Las especificaciones del contrato requieren la presencia diaria de verduras y frutas frescas; el uso de aceite de oliva virgen extra; una mayor proporción de pescado que de carne; la restricción de alimentos cocinados y fritos y la preferencia por la dieta mediterránea, productos ecológicos y de temporada.

- Advertisement -spot_img

Mas noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Otras Noticias